Criar a un niño destinado al éxito

Antes de que un niño pueda aprender a tener éxito, debe aprender a equivocarse. Muchos padres destinamos una gran cantidad de energía en proteger a nuestros hijos del fracaso. Los “ayudamos” a que terminen sus tareas, interrumpimos situaciones para mostrarles la forma correcta de hacer algo, les decimos a los niños qué hacer en lugar de alentarlos y comprometerlos a pensar y resolver problemas.   En nuestro esfuerzo por ayudar a un niño a lidiar con las dificultades o las demandas, en realidad estamos desacreditando las habilidades del niño que promueven la fuerza interna y los vuelve autosuficientes. Debemos cambiar nuestros métodos para promover la fortaleza, la independencia y el éxito.

girl mixing batter

Considere los siguientes principios y acciones para criar a su hijo con éxito:

Demuestre el modelo de comportamiento que quiere que su hijo aprenda. Cuando se enfrente a un problema mantenga el control, hable de eso y comente todas las posibles soluciones que se le puedan ocurrir. ¡Los niños imitan lo que ven!

Inculque confianza, comprensión y empatía. Ayude a su hijo a saber que es especial y amado, ¡incluso cuando comete errores!

Es normal que tenga errores y son oportunidades para aprender. Utilice una guía positiva para apoyar a su hijo y promover la autoestima. Refuerce las expectativas y los objetivos realistas con respeto. Si usted comete un error, recuerde disculparse o pedir perdón.

Valore el esfuerzo de su hijo por encima del talento. Comente acerca de la calidad, del tiempo y del compromiso que le llevó completar un proyecto o lograr una buena nota. Un comentario positivo como “¡Sé cuánto te esforzaste para terminar eso!” refuerza la perseverancia y fortalece la autoestima.

Mantenga expectativas altas para usted y para su hijo. ¡Su hijo se convertirá en lo que usted piense que será!

Enséñele herramientas sociales y empatía. Ayude a que su hijo aprenda a controlar sus emociones, a aceptar las consecuencias y a considerar la perspectiva de los demás. ¡Estas son habilidades importantes para dar el ejemplo y enseñar!

Promueva la conciencia social. Involucre a su hijo (y a usted mismo) en oportunidades para pensar en otros y hacer una diferencia positiva en el mundo. Participe en caminatas a beneficio, colectas de alimentos y limpiezas en el vecindario.

Enséñele a resolver problemas y tomar decisiones. Ayúdelo a identificar los problemas, considerar posibles soluciones, desarrollar un plan de acción y revisar los resultados. ¡Este proceso reducirá la frustración y la ansiedad de su hijo!

Los niños enfrentan grandes presiones al crecer en la sociedad actual. Ayude a su hijo a enfocarse en las fortalezas, los talentos y las habilidades que le permitirán ser fuerte, independiente y exitoso.

Para obtener más información, comuníquese con el Mid-Hudson Early Childhood Direction Center llamando al 845-565-1162, extensión 209

Preparación para la educación escolar: ¡es más que académica!

Cómo Preparar a su Hijo para la Escuela

¿Su hijo está por finalizar los años preescolares? ¿Está empezando a pensar en la preparación para el jardín de infantes? Es fantástico que los niños conozcan el alfabeto, reconozcan los números hasta 20 e incluso que puedan leer un poco, pero estas habilidades son de poca importancia para los maestros de jardín de infantes. Existen muchas otras competencias fundamentales para el éxito en la escuela, incluidas las habilidades de separarse de los padres, pensar críticamente, autocontrolarse, demostrar una autoestima positiva y mostrar habilidades emocionales sociales positivas.

teaching to read

La base académica se puede proporcionar fácilmente en casa y a través de experiencias de educación temprana. ¡Las otras competencias las deben enseñar intencionalmente los padres, los educadores y los proveedores de cuidado infantil! La mejor estrategia que los padres pueden usar para desarrollar estas habilidades es tomarse un tiempo para interactuar con el niño. Los padres que se toman un tiempo para hablar no solo están construyendo habilidades sólidas de lenguaje oral, sino que también están enviando un mensaje claro de que el niño es importante; ¡un gran estímulo para la autoestima! Los padres que involucran a los niños en actividades diarias pueden construir habilidades académicas, así como también la habilidad de escuchar, de ser independiente, de trabajar bien con otros, de manejar emociones fuertes, de resolver problemas y de crear un gusto por el aprendizaje. Por lo tanto, cuando sea posible, incluya a su hijo en tareas domésticas habituales como cocinar, lavar la ropa, hacer compras, poner la mesa, trabajar en el jardín y explorar la comunidad. ¡Las relaciones positivas, las experiencias y las interacciones con los demás son las verdaderas bases de la preparación escolar y del éxito!

Palabras Negativas

¿Cuántas veces usa la palabra “No”?

¡El comportamiento de los niños puede ser desafiante! Los padres deben recordar que los niños no tienen todas las habilidades y estrategias que necesitan para manejar las exigencias y los conflictos. Muchas veces los padres les dicen a los niños qué NO hacer en lugar de qué hacer. Enseñar a los niños cómo comunicar sus necesidades es una parte importante de la crianza de los hijos. Aquí hay algunas sugerencias para que los niños hagan lo correcto:

Consejos para Ayudar a los Niños a Hacer lo Correcto

  1. Reformule sus frases y evite las palabras negativas como no y basta. Simplemente dígale al niño qué hacer mediante un lenguaje que se centre en el comportamiento que desea ver. Por ejemplo, dígale cosas como “camina” o “quédate a mi lado” en lugar de “no corras”, o “habla bajo” o “habla para que pueda entenderte” en lugar de “deja de lloriquear” o “no grites”.
  2. Dele instrucciones claras y sencillas. Exponga las expectativas.
  3. Prepare al niño para el cambio de actividad. Comuníquele cuando deba dejar de hacer una actividad para seguir con otra. Por ejemplo, diga: “La hora de jugar ya casi termina, después cenaremos juntos” o enséñele que un temporizador o la música serán una señal para cambiar de actividad, y utilice este método de manera consistente.
  4. Motívelo cuando se esté portando bien y elogie el comportamiento positivo que observa con frecuencia. Todo el mundo aprecia las palabras de aliento.
  5. Enséñele al niño a identificar verbalmente las emociones que siente y las estrategias para ayudar a lidiar con esas emociones. Los niños necesitan saber que pedir ayuda, esperar un momento, negociar, tomar turnos y compartir pueden ser la solución a un problema.
  6. Sea consciente de su Asegúrese de demostrar un comportamiento ejemplar si desea que sus hijos aprendan. Mírese a usted mismo en el espejo cuando discipline a su hijo. ¡Compruebe si su cara y tono de voz enseñan y demuestran un comportamiento aceptable y apropiado!

¿Desea obtener más información? Comuníquese con el Mid-Hudson Early Childhood Direction Center llamando al 845-565-1162, extensión 209.

Quisquillosos para Comer

No es un padre terrible si no puede encontrar una manera para que su hijo coma tan sano como los hijos de sus amigos. (Del blog The Actual Pastor de Steve Wiens)

Ellyn Satter, dietista registrada, nutricionista, terapeuta familiar, investigadora y practicante en el campo de las prácticas de alimentación pediátrica, explica que tanto los padres como los niños tienen que hacer sus propios “trabajos” cuando se trata de comer. Los padres son responsables de proporcionarles alimentos saludables para las comidas y los refrigerios, y los niños son responsables de decidir qué comer y cuánta cantidad.

Hay algunas cosas que los padres deben evitar cuando intentan enseñarles a sus hijos un comportamiento alimenticio saludable; por ejemplo, no obligarlos a comer, y no insistirles o negociar para que coman.

Generalmente, cuando los padres obligan a los niños a comer, comen menos. Al obligarlos a comer, les enseña a depender de otras personas que les dicen cuánto comer y lo que están sintiendo. Esto no conduce a hábitos alimenticios saludables o a una buena autoestima. De hecho, algunas investigaciones han demostrado que obligar a los niños a comer en realidad puede empeorar el comportamiento alimenticio (Sanders, Patel, Le Grice y Shepherd, 1993).

Ser insistente o negociar con su hijo tampoco funciona a largo plazo. ¡Los niños que aprenden a negociar con la comida aprenden a pedir recompensas por hacer otras cosas!

Consejos para que los Padres Fomenten Hábitos de Alimentación Saludable

  • Realice un seguimiento de las sensibilidades alimentarias de su hijo y téngalas en cuenta al preparar las comidas.
  • Evite preparar comidas especiales para su hijo, pero asegúrese de que en cada comida haya algo que le guste en el plato.
  • Dele raciones de los alimentos que esté comiendo la familia. Con el tiempo, estas opciones se familiarizarán.
  • Involucre a su hijo en la preparación de alimentos. Manejar, oler y tocar los alimentos ayuda a que su hijo se sienta cómodo con la idea de comerlos.
  • Ofrezca nuevos tipos de alimentos con frecuencia. Los niños necesitan que se les ofrezca un nuevo alimento unas 10 o 15 veces antes de que lo coman.
  • Ofrezca aperitivos seguros para que el niño pueda comer alimentos saludables por su cuenta, como pasas, uvas y cerezas cuando tenga hambre.

¿Desea obtener más información? Comuníquese con el Mid-Hudson Early Childhood Direction Center llamando al 845-565-1162, extensión 209.

¡Hablar Es Enseñar!

mother and girl reading

Las habilidades lingüísticas y de alfabetización de los niños están estrechamente relacionadas con el éxito académico. Si todos los padres y cuidadores se dieran cuenta de cuánto pueden beneficiar las vidas de los niños al hablarles, leerles y cantarles todos los días, aprovecharían todas las oportunidades. Mientras más palabras escuche un niño, más preparado estará para aprender.

La interacción con los niños fomenta el aprendizaje temprano y el desarrollo, y fortalece el vínculo entre padres e hijos. Los niños que tienen una unión segura con los adultos muestran una mejor salud física y mental, sus emociones son más positivas, y tienen facilidad para relacionarse con adultos y compañeros.

Hablar es enseñar. Durante el primer año de vida, el lenguaje de un bebé se desarrollará más rápido que en cualquier otro momento. Para aprovechar al máximo este tiempo, hable con su hijo sobre cualquier cosa y sobre todo. Cuando habla con sus hijos, está ayudándolos a ser más inteligentes y felices. Incluso si todavía no saben utilizar las palabras, ellos aprenden.

Consejos para que los Padres Fomenten el Desarrollo del Lenguaje

  • Cántele mientras realiza sus actividades diarias, como cuando lo alimenta, lo baña o lo viste.
  • Haga que el niño se involucre en la selección de sus libros favoritos y que participe activamente en el relato de cuentos.
  • Muéstrele todas las formas en que se pueden usar la lectura y la escritura en las actividades diarias.
  • Responda a sus preguntas, amplíe sus ideas y su lenguaje.
  • Proporcione experiencias que amplíen el vocabulario a través de paseos y excursiones.
  • Incluya palabras nuevas en las conversaciones.
  • Nombre objetos y dé explicaciones.
  • Haga que el niño escriba notas y cree listas de compras.
  • Limite el uso de la televisión y de la tecnología.

¿Desea obtener más información? Comuníquese con el Mid-Hudson Early Childhood Direction Center llamando al 845-565-1162, extensión 209.

 

Criar a un Niño Inteligente y Feliz

La tecnología moderna se ha vuelto una parte importante de la vida. ¡Muchos niños pequeños saben utilizar un iPad, un dispositivo móvil y una computadora mejor que algunos adultos! Los padres sienten que el interés del niño en la tecnología es útil y es posible que estén permitiendo el acceso a estos dispositivos más de lo apropiado para su desarrollo.

La Academia Americana de Pediatría y la Sociedad Canadiense de Pediatría manifiestan que los bebés no deben tener ninguna exposición a la tecnología en los primeros dos años de vida, los niños de tres a cinco años deben usarla una hora por día y los niños de seis a dieciocho años dos horas por día. Usted se puede estar preguntando, ¿por qué hay tanta preocupación con respecto a la exposición a la tecnología?

girl in front of laptop

Durante los dos primeros años de vida, el tamaño del cerebro del bebé se triplica y continúa desarrollándose a gran velocidad hasta los 21 años. El desarrollo temprano del cerebro está determinado por la estimulación ambiental (o la falta de estimulación) en que se hacen las interconexiones de las neuronas. Estas interconexiones determinan la velocidad y la profundidad del aprendizaje. La estimulación que promueve el aprendizaje y establece las bases para el desarrollo exitoso proviene de las conexiones humanas, del tacto, del movimiento y de la naturaleza. En cambio, el uso y el apego a la tecnología promueven el sedentarismo y aislamiento.

Para criar un niño inteligente y feliz, sustituya el tiempo que pasa utilizando la tecnología con actividades recreativas que ayudan con la interacción y el compromiso.

Consejos para Criar a un Niño Inteligente y Feliz

  1. Tómese el tiempo de hablar con el niño y de que escuche el lenguaje. Esto promueve el apego, construye la autoestima, aumenta las habilidades del lenguaje y es crucial para el desarrollo.
  2. Léale. La lectura sigue siendo la clave del aprendizaje.
  3. Juegue con el niño. Jugar es fundamental para alcanzar los hitos del desarrollo y el bienestar emocional. Además, fortalece la resiliencia y ayuda a controlar el estrés.
  4. Enséñele juegos simples. Los niños desarrollan la memoria y la atención enfocada. Los juegos también enseñan importantes habilidades sociales como tomar turnos, esperar y compartir a medida que los niños interactúan con los demás.
  5. Salga y recorra el exterior. La naturaleza fomenta la exploración, el estímulo, la curiosidad y la resolución de problemas. Se trata de una habilidad necesaria para el aprendizaje y el desarrollo.

¿Desea obtener más información? Comuníquese con el Mid-Hudson Early Childhood Direction Center llamando al 845-565-1162, extensión 209.

Comportamiento Negativo de los Niños

Muchos padres luchan con los comportamientos negativos de sus hijos. Por eso, con el apoyo y las habilidades adecuadas, no tendrán que luchar más.

Los niños pequeños aprenden a comportarse poniendo a prueba los límites. Una meta importante para los padres es ayudar a sus hijos a aprender a identificar el comportamiento apropiado y el autocontrol. ¡No es una tarea fácil, y requiere compromiso y fortaleza!

La enseñanza del comportamiento positivo comienza con el establecimiento de límites y normas coherentes que se refuerzan de manera consistente. También se apoya el comportamiento apropiado cuando los padres establecen rutinas y horarios. Esto incluye horarios regulares para tomar un baño, comer, tomar una siesta, dormir, y realizar actividades dentro y fuera del hogar.

La enseñanza del autocontrol ayuda a los niños a aprender a controlar sus acciones. Esto comienza con el aprendizaje para tomar buenas decisiones. A menudo, los niños se molestan cuando sus necesidades o deseos no se cumplen de inmediato. Los padres pueden enseñarles estrategias para lidiar con esta frustración. Un buen comienzo es guiar a los niños pequeños a que usen palabras que expresen su frustración, como enseñarle a decir: “¡Estoy enojado! Quiero tener _____ ”. Los padres pueden entonces guiar el comportamiento ofreciendo buenas opciones. Por ejemplo, ayudar al niño a pedir el objeto, negociar, esperar un turno o encontrar algo más que hacer mientras espera. El apoyo y la orientación que le proporcione al niño conducirán a un comportamiento más positivo y a un mayor autocontrol.

Para obtener más información sobre cómo enseñar el comportamiento positivo a los niños pequeños; regístrese en nuestro taller “¿Quién está a cargo?”. Llame al 845-565-1162, extensión 240 del Mid-Hudson Early Childhood Direction Center para obtener más información.