Comportamiento Negativo de los Niños

Muchos padres luchan con los comportamientos negativos de sus hijos. Por eso, con el apoyo y las habilidades adecuadas, no tendrán que luchar más.

Los niños pequeños aprenden a comportarse poniendo a prueba los límites. Una meta importante para los padres es ayudar a sus hijos a aprender a identificar el comportamiento apropiado y el autocontrol. ¡No es una tarea fácil, y requiere compromiso y fortaleza!

La enseñanza del comportamiento positivo comienza con el establecimiento de límites y normas coherentes que se refuerzan de manera consistente. También se apoya el comportamiento apropiado cuando los padres establecen rutinas y horarios. Esto incluye horarios regulares para tomar un baño, comer, tomar una siesta, dormir, y realizar actividades dentro y fuera del hogar.

La enseñanza del autocontrol ayuda a los niños a aprender a controlar sus acciones. Esto comienza con el aprendizaje para tomar buenas decisiones. A menudo, los niños se molestan cuando sus necesidades o deseos no se cumplen de inmediato. Los padres pueden enseñarles estrategias para lidiar con esta frustración. Un buen comienzo es guiar a los niños pequeños a que usen palabras que expresen su frustración, como enseñarle a decir: “¡Estoy enojado! Quiero tener _____ ”. Los padres pueden entonces guiar el comportamiento ofreciendo buenas opciones. Por ejemplo, ayudar al niño a pedir el objeto, negociar, esperar un turno o encontrar algo más que hacer mientras espera. El apoyo y la orientación que le proporcione al niño conducirán a un comportamiento más positivo y a un mayor autocontrol.

Para obtener más información sobre cómo enseñar el comportamiento positivo a los niños pequeños; regístrese en nuestro taller “¿Quién está a cargo?”. Llame al 845-565-1162, extensión 240 del Mid-Hudson Early Childhood Direction Center para obtener más información.