Educación especial preescolar

¿Le preocupa el desarrollo de su hijo?

De acuerdo con investigaciones, el aprendizaje y el desarrollo están en sus niveles más altos durante los años preescolares, de modo que no es de sorprender cuando los padres tienen preocupaciones por el desarrollo de sus hijos. Los padres pueden sospechar retrasos en el lenguaje, torpeza, dificultad para pensar o aprender, o dificultades físicas o en el comportamiento que interfieren con el desarrollo del niño. En esos casos, es posible que los padres deseen comunicarse con el Centro de Atención Infantil Temprana (ECDC) de Mid-Hudson para analizar estas preocupaciones. Luego de un análisis y una revisión de la información basada en investigaciones acerca del desarrollo infantil, los padres podrán decidir si el desarrollo es el adecuado para la edad de su hijo o si lo hará evaluar a través del Comité de Educación Especial Preescolar a fin de determinar si esas condiciones afectan negativamente la habilidad del niño para aprender.

Servicios de instrucción en educación especial preescolar individual o grupal

La educación especial preescolar provee servicios o programas de instrucción individuales o grupales especialmente planificados para niños elegibles de tres a cinco años, que tengan una discapacidad o un retraso que afecte su aprendizaje. Estos servicios están financiados por las municipalidades locales, así como por fondos estatales, y se otorgan sin costo alguno para las familias. Se puede completar una evaluación multidisciplinaria a través del Comité de Educación Especial Preescolar del distrito escolar de su residencia a fin de determinar si existe un retraso o una discapacidad sin costo alguno para los padres.

Agencia de análisis del desarrollo temprano

Los padres pueden hacer una derivación directamente al Comité de Educación Especial Preescolar (Committee on Preschool Special Education, CPSE) de su distrito escolar, o bien, pueden comunicarse con el Centro de Atención Infantil Temprana para recibir ayuda con el proceso. Es importante registrar al niño en el distrito escolar antes del proceso, o durante este. Una vez que el distrito escolar reciba la derivación, se les enviará a los padres un paquete de información con una lista de sitios de evaluación aprobados, sus derechos como padres y un formulario de consentimiento. Posteriormente, los padres deben escoger una agencia de evaluación de la lista, indicar el nombre de la agencia de evaluación en el formulario de consentimiento, y firmar y enviar el formulario al distrito escolar. Se puede obtener ayuda para escoger un sitio de evaluación apropiado al hablar con el personal del Centro de Atención Infantil Temprana. El proceso de evaluación y determinación de elegibilidad para los servicios comienza luego de recibir el formulario de consentimiento y debe completarse dentro de los 60 días calendario.

Los niños que son elegibles para recibir educación especial preescolar se benefician del programa individualizado. Estos demostraron beneficios significativos y a menudo importantes en al menos uno de los siguientes ámbitos: logros cognitivos y académicos, competencias emocionales y del comportamiento, progreso y éxito educativo. En algunos casos, los resultados mejorados en estos ámbitos se demostraron poco después de que terminara el programa. En otros casos, los impactos favorables se observaron durante la adolescencia y en la transición a la adultez.

La derivación de un niño para una evaluación de educación especial preescolar suele despertar emociones mezcladas y, a veces, miedo y confusión. Los padres pueden encontrar apoyo y orientación de parte del personal capacitado que está siempre dispuesto a ayudar en el centro para la intervención temprana.