Quisquillosos para Comer

No es un padre terrible si no puede encontrar una manera para que su hijo coma tan sano como los hijos de sus amigos. (Del blog The Actual Pastor de Steve Wiens)

Ellyn Satter, dietista registrada, nutricionista, terapeuta familiar, investigadora y practicante en el campo de las prácticas de alimentación pediátrica, explica que tanto los padres como los niños tienen que hacer sus propios “trabajos” cuando se trata de comer. Los padres son responsables de proporcionarles alimentos saludables para las comidas y los refrigerios, y los niños son responsables de decidir qué comer y cuánta cantidad.

Hay algunas cosas que los padres deben evitar cuando intentan enseñarles a sus hijos un comportamiento alimenticio saludable; por ejemplo, no obligarlos a comer, y no insistirles o negociar para que coman.

Generalmente, cuando los padres obligan a los niños a comer, comen menos. Al obligarlos a comer, les enseña a depender de otras personas que les dicen cuánto comer y lo que están sintiendo. Esto no conduce a hábitos alimenticios saludables o a una buena autoestima. De hecho, algunas investigaciones han demostrado que obligar a los niños a comer en realidad puede empeorar el comportamiento alimenticio (Sanders, Patel, Le Grice y Shepherd, 1993).

Ser insistente o negociar con su hijo tampoco funciona a largo plazo. ¡Los niños que aprenden a negociar con la comida aprenden a pedir recompensas por hacer otras cosas!

Consejos para que los Padres Fomenten Hábitos de Alimentación Saludable

  • Realice un seguimiento de las sensibilidades alimentarias de su hijo y téngalas en cuenta al preparar las comidas.
  • Evite preparar comidas especiales para su hijo, pero asegúrese de que en cada comida haya algo que le guste en el plato.
  • Dele raciones de los alimentos que esté comiendo la familia. Con el tiempo, estas opciones se familiarizarán.
  • Involucre a su hijo en la preparación de alimentos. Manejar, oler y tocar los alimentos ayuda a que su hijo se sienta cómodo con la idea de comerlos.
  • Ofrezca nuevos tipos de alimentos con frecuencia. Los niños necesitan que se les ofrezca un nuevo alimento unas 10 o 15 veces antes de que lo coman.
  • Ofrezca aperitivos seguros para que el niño pueda comer alimentos saludables por su cuenta, como pasas, uvas y cerezas cuando tenga hambre.

¿Desea obtener más información? Comuníquese con el Mid-Hudson Early Childhood Direction Center llamando al 845-565-1162, extensión 209.